Entrevista

El otro lado de Katya Carranza

Aunque su prioridad en la vida es su familia, la presentadora de TV tiene tiempo para ser una mujer emprendedora. Su línea Keke, de productos antiestrés, le permite hacer lo que tanto le gusta.


viernes, 07 de febrero de 2014


Fotos Julio César Avilés .
. .
Por Gabriela Martínez

Revista Mujeres: ¿Cómo nació Keke?

Kathya Carranza: Mi madre me regaló una máquina de coser cuando estaba embarazada para que le hiciera mantitas a mi hija. No tenía idea de cómo se usaba, pero luego de dar a luz se vino el día del padre y me senté en la máquina a crear una almohada en forma de herradura: la llené de granos y semillas que tenía en mi cocina y esperé a mi esposo para dársela de regalo.

La calenté en el microondas y le hice un masaje. ¡Le encantó! Solo que la almohada despedía olor a frijoles y arroz, etc.

Me hizo el comentario de que la idea estaba buena, pero que puliera el proyecto. Luego de un año de probar muchas semillas, telas, hilos entre otros creamos nuestra primera almohada terapéutica para el cuello. La comencé a vender entre amistades y fue un éxito.

RM: ¿De dónde surgió ese nombre?

KC: Porque cuando mi hija comenzaba a hablar quería que le diera la almohada y yo no entendía su balbuceo y le decía repetidamente: Qué? ¿Qué hija? ¿Qué? ¿Qué quieres? Hasta que tocando una cosa y otra finalmente toqué la almohada y ella me respondió "quéque", creyendo que la almohada se llamaba "quéque". De ahí solo cambiamos letras para hacerlo más comercial y mi tienda se llama ahora Keke Relajación Natural, es una tienda anti estrés.

RM: Cómo vino entonces la línea de cuidado personal...

KC: La razón de ella son mis clientes. Abrí mi tienda en Galerías y los primeros tres meses vendía las almohadas, pero luego preguntaban ¿qué más tiene? Entonces comencé a escuchar sus sugerencias. Me pedían jabones naturales, aceites esenciales, champú natural, etc.Y me sumergí

en el mundo de la relajación. Me encantó y fue así como desarrollamos la línea y ahora hemos creado una para Hoteles Exclusivos.

La línea consta de champú, acondicionador, crema de cuerpo, gel para pieles bronceadas y jabón facial, todo con aceites esenciales naturales de la mejor calidad.

RM: Luego de seis años de existencia, ¿cómo ha cambiado de la idea original?

KC: Seguimos creciendo y si me piden jabón de papaya lo hacemos. En cada producto ofrecemos una experiencia de relajación y cuido personal natural. Los aromas te transportan a los lugares más relajantes y tranquilos. También nos esforzamos por rescatar productos que utilizaban nuestras abuelitas como el extracto de sapuyulo, el agua de rosas y hamamelis, jabón de aceituno y romero, entre otros.

RM: Algún producto de tu línea que jamás haga falta en tu hogar...

KC: Sí, Keke Cuello, es la almohada terapéutica preferida de mi familia. Están cansados: se la ponen en el cuello calientita. Dolor de estomago, de vientre: también calientita. Dolor de cabeza o migraña. Y te la puedes poner helada. ¡Es la cura todo!

. .
RM: ¿Cuál es tu producto más cotizado?

KC: Las almohadas terapéuticas y los aceites para masajes, el de chocolate, rosas, lavanda, romero, menta y, por supuesto, las burbujas de menta para tina.

RM: Tus productos son hechos en El Salvador ¿cómo es la lógica de trabajo?

KC: Somos una empresa orgullosamente y 100% salvadoreña. Todos los productos son elaborados a mano. Nuestro equipo de trabajo está compuesto por cinco mujeres. Trabajamos también con cooperativas para adquirir los productos naturales como miel y cera de abeja, aceite de coco, bálsamo y canela entre otros.

RM: En tu cartera de clientes ¿existe alguna celebridad que sea fanática de tus productos?

KC: Bueno, a mis compañeros les encantan los 'splash'. Ahora, en la tienda he atendido a un par de políticos y diplomáticos que llevan sus aceites para relajarse (risas).

RM: Siendo una mujer trabajadora y madre de familia ¿cómo haces tiempo para Keke?

KC: Creo que todas las mujeres tenemos ese don de ser "multitask". El secreto está en fijar prioridades. Estoy muy clara de que mi esposo y mis hijos son lo primero. Al canal voy por las noches, así que trato de agendar mis obligaciones de Keke en torno a los horarios fijos que tiene toda madre. También cuento con un equipo de colaboradoras que son excepcionalmente eficientes.

KEKE es un kiosco ubicado en Galerías segundo nivel, frente a Almacenes Siman. Teléfono: 2298-5281. También los encuentras en algunos salones y spas de prestigio. www.kathyacarranza.com keke@kathyacarranza.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.