Columnista

Sobre la edad y el retoque

Mucha gente se me acercó después de haber leído mi última columna, mujeres que se encuentran en el mismo dilema, otras que defienden aquello de envejecer con dignidad

miércoles, 07 de noviembre de 2012
POR
Claudia Daher
No pensé que generara tanto revuelo, incluso hice un programa con los Adanes sobre el tema y lo que ellos pensaban, lo cual resultó ser bastante interesante! De todas estas opiniones tan diversas he sacado una conclusión común, un punto donde todos concordamos, ¡cosa tan difícil en nuestros días! Me refiero a eso de estar de acuerdo... Y es que lo esencial de este asunto es que tenemos que estar felices con nosotras mismas, me refiero a quienes somos realmente, a dónde hemos llegado, cuáles son nuestros ideales por los que estamos dispuestas a luchar y dejarnos la piel en ello.

Las mujeres después de los 40 tenemos bien claro lo que queremos y lo que no queremos. Hasta donde somos capaces de llegar por amor, por el trabajo y por la familia. Después de cuatro décadas entendemos y establecemos cuáles son nuestras prioridades. Y no es que entremos en una crisis como dicen por ahí, que enloquecemos o que las hormonas nos hace desvariar. Claro que tienen algo que ver, sobre todo en los cambios de humor. Pero no, no es eso lo que quiero decir, es que llegamos al punto donde nos conocemos íntimamente, donde hemos entendido que somos capaces de mucho sin depender de nadie. Que podemos tomar nuestras propias decisiones. No me refiero a que vamos a mandar todo a volar, aunque algunas lo hacen, no he dicho eso. Me refiero a que es cuando mejor manejamos nuestros sentimientos, nuestra vida, nuestro sexo, nuestras afinidades y nuestras distancias.

Entendemos que ya no necesitamos esa aprobación constante de otros. Nos hacemos responsables de nuestros actos plenamente, gústele a quien le guste. Por eso nos volvemos más interesantes para muchos, porque la seguridad aflora en nuestra piel, en nuestro caminar, en nuestro hablar. Me decía un Adán que nos poníamos insoportables porque perdíamos la capacidad de servicio, de atender a nuestra pareja... Y quizás tenga algo de razón y es que cuando pasamos los 40 nos damos cuenta, en muchos casos, que hemos pasado el tiempo preocupadas por otros, dejando nuestros intereses y anhelos para el final. Insisto, no digo que eso sea malo, es que cuando no tenemos un equilibrio durante nuestra vida y llegamos a esta etapa empezamos a cuestionarnos un sinfín de cosas y con ello pueden llegar muchas decisiones radicales que la mayoría de quienes nos rodean no entenderán.

Entonces la pregunta no es si ¿hacerlo o no?, ¿retocarte o no? La pregunta sería mejor ¿porqué lo estamos haciendo? Si es para lucir bien y verte un poco mejor, quizás está bien, siempre sin exagerar.... Ahora si lo haces porque estas tratando de arreglar algo adentro de ti con lo que no estas feliz.. entonces piénsalo mejor, quizás no sea lo que estás esperando. Sigue pensando...

Claudia Daher es conductora del programa radial "1 Eva y 3 Adanes" por la láser español 90.1, miércoles y viernes a las 6:00 p.m. y "mujer express", de lunes a viernes a las 11:30 a.m. por canal 21.

ademas
  • Señales de que sales con el hombre equivocado
  • De reuniones casuales nocturnas y sin tiempo para prepararte...
  • Si tiene dueña, ni lo mires
  • ¿Cómo impresionar a un hombre?
  • Lo barato sale caro